Editors Picks

LA FORMACIÓN DEL PERSONAL DE LOS CENTROS ESCOLARES


Hoy en día, con los cambios tan vertiginosos producidos por la sociedad y por nuestros clientes, es fundamental preocuparnos por formar al personal de nuestros centros, tanto al de administración y servicios (PAS) como al profesorado.

Antes de abordar el Plan de Formación es conveniente destacar la importancia que éste adquiere dentro de una organización escolar por las razones siguientes:

La formación es necesaria para mantener un proceso de mejora continua, tal y como se nos exige en los planes de calidad.

La formación no debe dejarse a la improvisación, sino que ha de responder a las necesidades específicas que presenta el personal en relación a los objetivos del centro y las tareas propias de cada uno de los puestos de trabajo.

La formación es un mecanismo a través del cual se facilita una integración y adaptación plena del personal en el centro, aumenta de manera exponencial su motivación, posibilita el desarrollo de la persona y la promoción interna, y además, moderniza la organización.

Lo primero que haremos para comenzar con el desarrollo del plan de formación será llevar a cabo un diagnóstico de necesidades en base a los diferentes puestos y las competencias necesarias (interno) y las exigencias del entorno que nos permitirá identificar nuevas competencias para nuestro personal (externo). Este diagnóstico lo llevaremos a cabo de dos maneras, una realizando una encuesta de necesidades y otra organizando reuniones con todo el personal y con el equipo directivo de la organización para que se definan las necesidades mínimas de los diferentes puestos de trabajo.

Una vez tengamos claro las necesidades de formación analizaremos las distintas opciones que tenemos para llevarlas a cabo de la manera más efectiva y rentable para el centro, teniendo en cuenta:
  • El plan de actividades de formación ofrecido por la administración pública y las asociaciones a las que pertenezcamos (CECE, FERE, ACADE…etc.)
  • La oferta de cursos ofrecida por las distintas universidades con las que tenemos relación y que normalmente organizan cursos gratuitos de formación para el profesorado de los centros escolares como acción de fidelización de los mismos.
  • Los congresos, jornadas técnicas, etc que organizan a lo largo del curso distintas organizaciones.
  • Las entidades de formación a medida que trabajan con experiencia en el sector educativo, ya sea realizando cursos presenciales o a distancia.

Los objetivos del plan formación deben plantearse de la siguiente manera:

1.- Definir un marco temporal que contemple las acciones formativas a realizar durante un periodo de tiempo claro.
2.- Plantear un mapa de conocimientos mínimos, que será la formación, que debe tener todo trabajador del centro, ya sea directivo, profesorado o PAS y plantear procedimientos para que dichos mínimos puedan ser adquiridos por el personal de nueva incorporación.
3.- Adaptación del personal a un entorno tecnológico cambiante, posibilitándole para la realización de un trabajo de mayor calidad.

El plan de formación debe contemplar la clasificación de actividades de obligatoria asistencia por tener una finalidad concreta, y las de participación voluntaria y se ha de plantear con una doble visión; una transversal que comprenda los contenidos comunes a varios puestos de trabajo y niveles de la organización (cursos de ofimática, idiomas, atención al cliente, ventas…etc.); y otra concreta que requiere programas de aprendizaje específicos para responder a las necesidades ligadas a las tareas de cada puesto de trabajo y las funciones desempeñadas por cada individuo (tecnologías aplicadas a determinadas asignaturas, atención telefónica,…etc.).

Realizadas las distintas acciones del plan de formación hemos de llevar a cabo una evaluación de las mismas con el fin de controlar el grado de cumplimiento de los objetivos y servir para mejorar el siguiente plan que realicemos. Se tendrá en cuenta:

1º. La evaluación de las reacciones producidas por las acciones formativas en el personal, tales como el grado de satisfacción del alumnado con la gestión, el profesorado, los medios didácticos empleados, etc. Esta evaluación se realiza a través de una encuesta de satisfacción.

2º. La evaluación del grado de aprovechamiento de la acción formativa, en términos de los conocimientos aprendidos y las habilidades adquiridas.

3º. La evaluación realizada por el responsable de cada área, del uso que hacemos de los nuevos aprendizajes en el desempeño de nuestras tareas.


A modo de resumen destacaría las siguientes conclusiones:

1.- El objetivo general de los Planes de Formación llevados a cabo por los centros ha de conjugar el desarrollo profesional y humano del personal con los fines propios de la organización y la actividad que realice.

2.- La realización de un Plan de Formación, necesita de la formulación de la política de formación y de las normas de procedimiento internas que la ordenen y desarrollen.

3.- La formulación de la política de formación debe tener en cuenta el análisis y conocimiento profundo de la situación de la empresa, tanto a nivel interno como externo.

4.- La oferta formativa de un centro educativo deberá estar recogida en una guía de formación y en el manual de acogida para el personal de nueva incorporación.

5.- Se han de establecer la herramientas necesarias que permitan evaluar la calidad de la formación recibida.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy interesante y completo el artículo. Muchas gracias

Suscríbete al Blog

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog