HACIA UN GRAN PACTO EN EDUCACIÓN EN ESPAÑA


Que España necesita un cambio en el sector educativo es indiscutible. Cerca del 32% de los estudiantes dejan de estudiar después de la educación obligatoria y gran parte de ellos sin ni siquiera obtener el título de la ESO.

Se ha de encontrar la fórmula para que por lo menos los estudiantes terminen el bachillerato o un Ciclo Formativo de grado medio y, por supuesto, mejorar la calidad de la enseñanza, cuyas deficiencias quedan claras en el Informe PISA donde España obtiene unos resultados mediocres.

Ante esta situación, (que empieza a ser alarmante), el gobierno ha encargado al ministro de Educación, Ángel Gabilondo un gran pacto para mejorar el sistema. Está claro que es complicado por la cantidad de ideologías y agentes implicados (partidos políticos, comunidades autónomas, sindicatos, AMPAS, Asociaciones, etc.), pero lo que no hay ninguna duda es que es necesario ponerse de acuerdo y dar un gran paso, definitivo y con continuidad, hacia delante.
Hasta ahora los cambios que se han producido, han venido de la mano de cada cambio político en función de su ideología. Esto ha supuesto que cada 4 años (o con un poco de suerte cada 8) se hayan dado unos bandazos tremendos a nivel nacional o local. La sociedad percibe hoy en día, que el futuro de la educación es demasiado importante como para sufrir estos cambios y se exige a los políticos que la educación salga del debate partidista y que lleguen a acuerdos que permitan garantizar una continuidad de fondo en las reformas que se promuevan. Esto es lo que ha dado lugar a los primeros acercamientos de un gran pacto educativo.

Los principales puntos de discusión son:

-Libertad de elección de centro. Escuela, pública frente a concertada o privada. En este punto destaca la financiación y la escolarización de todos los colectivos por igual.

-Estructura del sistema educativo nacional y política lingüística. Lo que parece claro, es la necesidad de currículos similares (por no decir idénticos) en todas las comunidades autónomas. Hoy en día parece que tenemos 17 sistemas educativos distintos.

-Financiación. Por lo menos acercar el gasto en educación en España a la media de la unión Europea. Para esto es necesario reformas en el sistema de financiación educativa actual, el cual recae fundamentalmente en los presupuestos de las comunidades autónomas y no en los del gobierno central.

-Estatuto docente. Que fije la carrera profesional (los ascensos) para los docentes profesores, las condiciones económicas, la formación continua, la evaluación y la consideración de autoridad pública del cuerpo docente.

Las dos principales fuerzas políticas se han de poner de acuerdo con el resto de agentes en la estructura del sistema educativo ya sea en acortar la ESO y ampliar el bachillerato (PP) o sea en crear vías distintas en 4º de la ESO (una hacia el bachillerato y otra hacia los ciclos formativos (PSOE).

En el diario El País han creado un canal web en el que se pueden ver las las propuestas de todos los implicados. (ver web)

Suscríbete al Blog

BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog